El Retrato de Dorian Gray


Sólo hay una cosa en el mundo peor que ser el tema de las conversaciones y es que no hablen de uno.

Los que son fieles sólo conocen el lado trivial del amor, es el infiel el que conoce las tragedias del amor.

El cuerpo peca una vez y le basta con su pecado, porque la acción es una forma de purificación. No nos queda más que el recuerdo de un placer, o la voluptuosidad de una pena. El único medio de ahuyentar una tentación es ceder a ella. Resistirla es hacer que nuestra alma crezca enfermiza deseando las cosas que se ha prohibido a sí misma, con el deseo de lo que una ley monstruosa ha hecho monstruoso e ilegal.

La juventud es lo único que merece la pena.

No se case nunca con nadie Dorian. Los hombres se casan por cansancio; las mujeres por curiosidad; ambos quedan decepcionados.

Mi querido amigo, ninguna mujer es genial. La mujer es un sexo decorativo. Nunca tienen nada que decir pero lo dicen de una manera encantadora. Las mujeres representan el triunfo de la materia sobre el cerebro, al igual que los hombres representan el triunfo del cerebro sobre la moral.

Mi querido amigo, los que no aman más que una vez en su vida son los verdaderos superficiales. Lo que ellos llaman su lealtad o su fidelidad lo llamo yo el letargo de la costumbre o la falta de imaginación. La fidelidad es a la vida emocional una simple confesión de fracasos, La fidelidad! Tengo que analizarla algún día. En ella se encuentra la pasión por la propiedad. Hay muchas cosas que abandonaríamos si no temiéramos que que otros pudiesen recogerlas.

Usted sabe que no soy defensor del matrimonio. La verdadera desventaja del matrimonio es que le hace a uno altruista. Y las personas altruistas son seres incoloros. Carecen de personalidad. Sin embargo, hay ciertos temperamentos a los cuales el matrimonio vuelve más complejo. Conservan su egoísmo y le añaden otros muchos egos. Se ven obligados a llevar más de una vida. Se hacen mucho más organizados, y ser elevadamente organizado es, en mi opinión, el objeto de la existencia humana. Además, todas las experiencias tienen valor, y se diga lo que se diga en contra del matrimonio, no deja de ser una experiencia.

Un cigarrillo es el modelo perfecto del perfecto placer. Es exquisito y le deja a uno insatisfecho.

El encanto del pasado estriba en que es el pasado. Pero las mujeres nunca saben cuándo ha caído el telón. Siempre quieren un sexto acto y, precisamente cuando la obra ha dejado de tener interés, proponen continuarla. Si de ellas dependiera, todas las comedias tendrían un fin trágico y las tragedias culminarían en una farsa.

Cuando una mujer se casa por segunda vez es porque detestaba a su primer marido. Cuando un hombre se vuelve a casa es porque adoraba a su primera esposa. Las mujeres prueban suerte; los hombres arriesgan la suya.

Un hombre puede ser feliz con cualquier mujer, con tal de que no la ame.

Para ser popular, hay que ser mediocre.

La pasión romántica vive por repetición, y la repetición convierte un deseo en arte. Además, cada vez que uno ama, es la única vez que uno ha amado jamás. La diferencia del objeto no altera la singularidad de la pasión. solamente la intensifica. En la vida no podemos tener más que una gran experiencia en el mejor de los casos, y el secreto es repetirla lo más a menudo posible.

Una mujer flirteará con quien sea, mientras la gente la mire.

Naturalmente la vida conyugal no es más que una costumbre, una mala costumbre. Pero uno añora incluso la pérdida de sus peores hábitos, quizás sean éstos los que más se añoran. Son una parte esencial de nuestra personalidad.

Las cosas de las que se siente uno completamente seguro no son nunca verdad. Esa es la fatalidad de la Fe y la lección de la Novela.

La tragedia de la vejez no es que uno sea viejo, sino que uno ha sido joven.

Lord Henry

Me dijo usted una vez que el sentimiento le dejaba a usted indiferente, pero que la belleza, la simple belleza, era capaz de llenar sus ojos de lágrimas.

Estando sentados juntos, apareció de pronto en sus ojos una mirada que no le había visto nunca antes. Adelanté mis labios hacia ella y nos besamos. No puedo describirles lo que sentí en aquel momento. Me pareció que toda mi vida se hallaba concentrada en un punto perfecto de alegría color de rosa.

Debe usted admitir, Harry, que las mujeres dan a los hombres el verdadero oro de sus vidas.

Sí, has matado mi amor. Solías estimular mi imaginación. Ahora no excitas ni siquiera mi curiosidad. No me produces el menor efecto. Te amaba por que eras maravillosa, porque tenías talento e inteligencia, porque hacías realidad los sueños de los grandes poetas y dabas forma y substancia a las sombras del arte. Y lo has echado todo a rodar. Eres superficial y estúpida ¡Dios mío, qué loco he sido amándote, qué tonto! Para mí no eres nada ahora. No quiero volverte a ver. No volveré a pensar en ti. Nunca más pronunciaré tu nombre. No sabes lo que eras para mí antes. Antes … ¡Oh, me resulta insoportable pensar en ello! ¡Quisiera no haberte visto nunca! ¡Has estropeado la pasión romántica de mi vida! ¡Qué poco conoces el amor, si dices que corrompe tu arte!

Sólo la gente superficial necesita años para deshacerse de una emoción. Un hombre dueño de sí mismo puede poner fin a una pena tan fácil como puede inventar un placer. No quiero estar a merced de mis emociones. Quiero utilizarlas, gozarlas y dominarlas.

Nunca he buscado la felicidad, ¿Quién la necesita? He buscado el placer.

-Dorian Gray

Cuando la pobreza se arrastra por la puerta, el amor entra volando por la ventana.

No conocía más que sombras y las creía realidades. Llegaste tú ¡Oh mi hermoso amor! y sacaste mi alma de su cárcel. Tu me enseñaste lo que verdaderamente era la realidad. Esta noche, por primera vez en mi vida, he penetrado la doblez, la falsedad y la necedad del espectáculo que yo representaba siempre.

Tu me has revelado algo más elevado, algo de lo que el arte es sólo un reflejo. Me has hecho comprender lo que es el verdadero amor .

Eres para mí más de lo que pueda ser todo arte.

Se apoderó de mí tan repentinamente ese amor por ti. Creo que nunca habría sabido lo que es, si no me hubieras besado, si no nos hubiéramos besado. Bésame otra vez amor mío. No te apartes de mí. No podría soportarlo.

-Sibila Vane

 

Hay momentos, nos dicen los psicólogos, en que la pasión por el pecado, o por lo que el mundo llama pecado, domina de tal forma a la naturaleza, que cada fibra del cuerpo, cada célula del cerebro, parecen poseer por impulso impulsos temerosos. Los hombres y las mujeres pierden en esos momentos su libre albedrío. Caminan hacia su terrible fin como autómatas. Se les quita la elección y sus conciencias quedan muertas, o si vive aún, vive sólo para presentar su fascinación a la rebeldía y su encanto a la desobediencia.

Lady Narborough — ¿Qué me dices del arte?
Lord Henry  — Es una enfermedad.
Lady Narborough — ¿Y el amor?
Lord Henry  — Una ilusión.
Lady Narborough — ¿Y la religión?
Lord Henry  — Una moderno sustituto de la fe.

Las tristezas superficiales y los amores superficiales son los que sobreviven. Los amores y las tristezas verdaderamente grandes se destruyen por su propia plenitud.

El mundo ha cambiado porque tú estás hecho de marfil y oro. Las curvas de tus labios escriben de nuevo la historia.

Anuncios
Esta entrada fue publicada el 11 mayo, 2012 a las 0:42. Se guardó como Quotes y etiquetado como , , , . Añadir a marcadores el enlace permanente. Sigue todos los comentarios aquí gracias a la fuente RSS para esta entrada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: